Palacio de Dar al-Horra

Palacio de Dar al-Horra
Palacio de Dar al-Horra

Construido en el s. XV, en pleno Albaicín, el Palacio de Dar al-Horra perteneció a la familia real granadina, siendo la última morada de la madre de Boabdil, la princesa Aixa, a quien hace alusión el nombre de Dar al-Horra. Su estructura y decoración es la característica del arte nazarí, presentando en alzado dos plantas y jalonado en su parte norte por un torreón.

Todo el edificio gira en torno a un patio central, alrededor del cual se distribuyen habitaciones, pórticos y una pequeña fuente cuyas aguas desembocan en una alberca, bajo la cual se ubica un gran aljibe.

Especial belleza posee la decoración de sus techos planos de madera con figuras geométricas, los arcos de herradura que conducen hacia un espléndido mirador y la capilla cristiana que los Reyes Católicos mandaron construir al conquistar Granada.